Ciclo de Deming

También conocido como PDCA (Plan.Do.Check.Act) el ciclo de Deming puede definirse como el circuito canónico para la mejora de procesos. Luego, si lo que se desea es proyectarse hacia el universo en donde mejora continua está a la orden del día, la ejecución sistemática de los cuatro pasos de este ciclo constituye una herramienta poderosa para cumplir ese objetivo.

Los cuatro pasos:

  • Plan: Planificación del proceso. En esta etapa se deben definir los objetivos y la estrategia para cumplirlos. También se confecciona la lista de actividades a realizar y los tiempos asignados para éstas.
  • Do: Llevar a cabo el proceso.  Es muy importante tener visibilidad sobre la ejecución (cómo resulta la experiencia de seguir el plan y cuales son los desvíos identificados, entre otras posibles observaciones)
  • Check: Verificar el proceso. Una vez finalizada su ejecución, es necesario realizar la evaluación del mismo;  comparar los resultados esperados con los obtenidos e identificar oportunidades de mejora.
  • Act: Adaptar el proceso en función del conocimiento adquirido en los pasos anteriores.

Para aquellos que tengan intención de reconsiderar sus procesos apuntando a  una próspera mejora continua para el año que viene, tal vez poner en práctica las sugerencias propuestas por el ciclo de Deming no sea una mala idea. Éxitos -en cualquiera las formas que los deseen- y feliz, muy feliz 2011!

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

2 Comments

  • me gustó!
    Lo voy a poner en práctica…

    • Muy bien Yopi! =)

Leave a comment